Declaración del Grupo de Trabajo de Viajes y Transporte de la OMT sobre el brote del ébola

Las principales organizaciones y asociaciones internacionales de los sectores del transporte, el comercio y el turismo apoyan firmemente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su postura contraria a la imposición de prohibiciones generales de los viajes y el comercio o de restricciones que incluyan la cuarentena general de los viajeros procedentes de países afectados por la enfermedad por el virus del ébola.

No se recomiendan prohibiciones generales de viajes ni de operaciones comerciales

El Grupo de Trabajo de Viajes y Transporte*, establecido en agosto de 2014, apela a la cooperación internacional entre los gobiernos y el sector del transporte para seguir las recomendaciones del Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional acerca del ébola, órgano auspiciado por la OMS.

La OMS no recomienda la imposición de prohibiciones generales de viajes u operaciones comerciales, ni tampoco de la cuarentena general de los viajeros procedentes de países afectados por la enfermedad, como parte de las medidas destinadas a contener el brote.

La imposición de tales prohibiciones podría generar una infundada sensación de control y hacer disminuir el número de agentes de salud que voluntariamente prestan apoyo a las labores de prevención y control de la enfermedad en los países afectados. Semejantes medidas, además, podrían ir en detrimento de operaciones comerciales esenciales para hacer llegar a los países afectados suministros como alimentos, combustible y material médico, lo que no haría sino agravar la difícil situación humanitaria y económica que atraviesan.

Los “reconocimientos de salida” que se practican actualmente en los aeropuertos internacionales, puertos y principales puestos fronterizos terrestres a toda persona que sale de un país afectado constituyen una medida recomendada por la OMS que puede reducir el número de personas sintomáticas que viajen desde los países con niveles elevados de transmisión del virus del ébola.

La práctica de reconocimientos médicos al entrar en países no afectados puede ayudar a generar un mayor nivel de conciencia pública sobre la enfermedad por el virus del ébola, aunque quizá también exija un volumen importante de recursos, en particular personal, instalaciones y sistemas para atender a viajeros enfermos en los que se sospeche afectación por el virus.

Las mejores medidas de protección para los países no afectados estriban en un nivel adecuado de preparación, lo que supone acrecentar la vigilancia para detectar y diagnosticar casos con prontitud y contar con personal preparado y planes operativos para atender todo caso sospechoso de infección con procedimientos que garanticen la seguridad y reduzcan al mínimo el riesgo de propagación.

Deben realizarse por doquier campañas de comunicación dirigidas a viajeros, líneas aéreas, tripulaciones de barco, personal de los puntos de entrada y trabajadores sanitarios para informar sobre la sintomatología de la enfermedad por el virus del ébola y sobre el proceder adecuado ante una persona que presente esos síntomas.

También deben hacerse públicos los datos sobre la eficacia de los “reconocimientos de salida”.

 

Etiquetas OMT
Categoría Salud

Comentarios

Nos encantan los comentarios
No hay comentarios aún! Usted puede ser el primero en comentar este artículo!

Sus datos estarán a seguros Tu dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no se compartirán con terceros. Los campos obligatorios marcados con*