El turismo de salud puede potenciar la economía de la República Dominicana

El turismo de salud puede potenciar la economía de la República Dominicana

La República Dominicana tiene en el turismo de salud un nuevo nicho de mercado, mediante el cual podría generar empleos de calidad, aumentar significamente el ingreso de divisas y conseguir transferencia de tecnología en beneficio de su población, planteó el doctor José Natalio Redondo, presidente del Consejo de Directores del Grupo RESCUE.

Redondo, expresidente del Clúster Turístico de Puerto Plata y miembro consejero de su actual junta directiva, compartió su experiencia en el ámbito de turismo de salud durante la conferencia “Medicina de turismo en la República Dominicana”, organizada por el Centro de Estudios de la Salud de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode).

La conferencia se desarrolló con la presencia del expresidente de la República y presidente de Funglode, doctor Leonel Fernández, el vicepresidente ejecutivo de ASONAHORES Arturo Villanueva, el presidente de la asociación de clínicas privadas el Dr. Rafael Mena y la Lic. Wendy Sánchez directora de turismo salud del ministerio de turismo y con la participación de los principales directivos de los centros hospitalarios del país.

El galeno destacó que “uno de los grandes méritos que debe explotar la República Dominica para el turismo de salud, es el posicionamiento que tiene por estar situado en el centro del Caribe”.

Se refirió a un estudio de la Medical Tourism Association (MTI), desarrollado por la George Washington University (GWU), según el cual, el 76% de los pacientes que piensan en tener algún procedimiento fuera de su país reside en Estados Unidos, y aproximadamente el 80% de ese grupo vive en la costa este.

“Esta es una de las ventajas de nuestro país, porque estamos frente a la costa este y contamos con aproximadamente 25 vuelos diarios”.

En 2015, se estima que seis millones de personas viajarán buscando salud en el mundo, “y esto generará un aporte al Producto Interno Bruto (PIB), solamente en el sector salud, de cerca de 70 mil millones de dólares” explicó.

En el Caribe y Centroamérica se están creando condiciones para igualarse al patrón de referencia, que es Estados Unidos, indicó el especialista en medicina crítica y cardiología. “Ya tenemos hospitales certificados como prestadores de salud, con la misma calidad que operan en Estados Unidos”, resaltó.

Redondo dijo que el turismo médico no es un negocio únicamente de hospitales, sino del turismo, por lo que la estrategia debe involucrar activamente a este sector.

En otra referencia al estudio del MTI, subrayó que en el 2013 cerca del 80% de la demanda del turismo de salud se producía por los costos.

“La cirugía plástica era la que lideraba; luego los procedimientos dentales, donde República Dominicana presenta una satisfacción muy alta, con uno de los posicionamientos más alto de las Américas, y en tercer lugar los procedimientos ortopédicos”, explicó.

De acuerdo con el estudio, los gastos en los que incurre un paciente que hace turismo médico promedian 12,000 dólares. Tomando en cuenta que por lo general los pacientes viajan acompañados, esto se traduce en gastos que superan entre 6 y 8 veces más los de un turista normal, agregó.

En lugar de promover los hospitales como destino de salud, el doctor Redondo consideró que “es preciso proyectar al país como destino de salud, creando las condiciones a través de un sello de calidad y no solo de precio”.

Con la promoción de República Dominicana como un destino de turismo de salud el doctor Redondo señaló que se crearían nuevas fuentes de empleos técnicos bien remunerados, y generación de riquezas por la entrada de divisas.

Además, abogó por la creación de un órgano rector de medicina turística y la promoción de buenas prácticas y certificaciones de órganos nacionales o internacionales reconocidos por los sistemas de seguro internacionales, lo que provocará “el boca a boca” por parte de los pacientes atendidos.

 

Comentarios

Nos encantan los comentarios
No hay comentarios aún! Usted puede ser el primero en comentar este artículo!

Sus datos estarán a seguros Tu dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no se compartirán con terceros. Los campos obligatorios marcados con*