Quien pida más es un “gandío”

Quien pida más es un “gandío”

NEW BRUSWICK, NJ.- De visita en New Jersey  y observando el esfuerzo que aquí se hace para promover el turismo, encontré un folleto que describe con cifras el impacto de Atlantic City  -su principal zona turística-en la economía del Estado en el 2014. Esta comunidad recibió 24 millones de turistas, empleó 382 mil  personas en las convenciones y reuniones celebradas, y otras 382 mil en diferentes actividades turísticas de primera clase.

Recordé los comentarios muy críticos que escuché las últimas semanas del año pasado en programas de radio y televisión, y en encuentros privados contra el turismo y las zonas francas; alimentados creo, por las ideas de instancias del gobierno de que estos sectores reciben mucho y aportan poco, y deben ser una fuente para aliviar la escasez de recursos en las arcas del Estado.

Decidí iniciar el 2017 con dos artículos sobre la importancia de ambas actividades y sus aportes a la economía, utilizando las estadísticas del Banco Central, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), Junta Agroempresarial Dominicana, ASONAHORES y  Ecocaribe, una de las firmas de estudios económicos más importantes del país. Como no están disponibles las cifras del 2016, utilizaré las del 2015.

El último estudio de fiscalidad del turismo encontró que el Estado recibió US$235 por cada visitante extranjero y demostró que alrededor del 24% del consumo turístico va al Estado por diversas vías. Como no hay motivos para pensar que el ingreso por cada turista ha cambiado si llegamos a la meta de 10 millones de turistas, lo que podría  lograrse en pocos años, el estado recibiría ingresos estimados por más de RD$100 mil millones tomando como base la tasa de cambio actual.

Esto desmiente la creencia generalizada de que los hoteles concentran  el ingreso turístico, que sin embargo tiene una amplia distribución en diversos sectores, además del Gobierno. En alimentos y bebidas se consume el 38.8% (mayoritariamente de origen nacional), hotelería 23.8%,  transporte interno 20.5% y otros bienes y servicios 16.8%.

Otro ejemplo de la capacidad distributiva del turismo, es el consumo de alimentos y productos de origen agropecuario y agroindustrial. El consumo de frutas fue de RD$1,413 millones, víveres RD$630 millones; pescados y mariscos RD$2,383 millones, carnes RD$3,260 millones, lácteos RD$1,902 millones, embutidos RD$1,249 millones, abarrotes RD$2,420 millones, huevos RD$515 millones y especias RD$74 millones.

El consumo interno turístico fue de RD$382 mil millones, las inversiones RD$24 mil millones y los ingresos aportados por el turismo al Estado RD$44 mil millones. El aporte directo e indirecto al producto interno bruto fue del 16%.  El consumo interno para el 2016  se estima en RD$416 mil millones y para el 2026 en RD$803 mil millones.

En mi tierra dicen que quien pida más es un “gandío” (gandido: tragón, glotón, comilón, voraz…)

Por Manuel Quiterio Cedeño

Comentarios

Nos encantan los comentarios
No hay comentarios aún! Usted puede ser el primero en comentar este artículo!

Sus datos estarán a seguros Tu dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no se compartirán con terceros. Los campos obligatorios marcados con*